Platos de comida

Tengo migraña ¿Puedo comer de todo?

Los pacientes con migraña en principio pueden comer de todo, siguiendo algunas observaciones.

Como principio general, una dieta sana y equilibrada, baja en grasas, de tipo mediterráneo es recomendable para las pacientes con migraña. Sin embargo, cuando las pacientes identifican un alimento como desencadenante de sus crisis de migraña, deben evitarlo.

Esto ocurren en un tercio de las pacientes, pero los alimentos desencadenantes no son siempre los mismos. Hay que individualizar las recomendaciones: lo que a una paciente le provoca ataques de migraña a otra no. Por este motivo, las dietas sin lácteos, etc., no se recomiendan de forma general en la migraña.

El ayuno es el factor alimentario que con más frecuencia provoca las crisis de migraña, por lo que es recomendable evitar ayunos prolongados.

El alcohol es otro precipitante frecuente. Si la paciente lo identifica, debe evitar su consumo regular (puede tomar alcohol de forma esporádica y moderada).

Entre los alimentos más implicados tradicionalmente están el queso, el chocolate, el alcohol, los plátanos y los cítricos. De nuevo, conviene destacar que no todas las pacientes tendrán problemas con estos alimentos. Solo en caso de que los hayan identificado como precipitantes de dolor de cabeza deben evitar su consumo.

Por otro lado, algunos suplementos dietéticos pueden ser beneficiosos en la migraña, como la vitamina B2 (riboflavina) y el magnesio. Ambos están presentes en la mayoría de los complementos vitamínicos disponibles en farmacias (consultar en la farmacia ante la duda).

Publicaciones Similares